Make your own free website on Tripod.com

Página principal...

Publicaciones...

Envía un mail...

Importancia y Utilización de la Batata
(Ipomoea batata)

por:   Vicente E. Contreras R. Ing. Agr. M.S.
* Tomado de: Clark, C.A. and J.W. Moyer. 1988. Compendium of Sweet Potato Diseases. The American Phytopathological Society Press. U.S.A. 73 p.
fecha: 1992.

Entre los cultivos de alimentación del mundo, la batata está en séptimo lugar en producción en peso de acuerdo a documentos recientes de la FAO. En los trópicos, ocupa el cuarto lugar. Diversos atributos de la batata cuentan para su prominencia y reciente resurgimiento del interés en el cultivo. En primer lugar este cultivo soporta condiciones ambientales extremas tales como sequías y vientos huracanados, condiciones que pocos otros cultivos pueden tolerar, cubre rápidamente la superficie reduciendo las necesidades de herbicidas y laboreo cultural, el uso de insecticidas y fungicidas es relativamente bajo, además de que la batata se desarrolla bien con poca suplementación de nitrógeno y en amplio rango de phs de suelo sin la adición de cal.

La batata es versátil y los genotipos pueden ser seleccionados para llenar las necesidades de un uso en particular o para un grupo de consumidores. Las raíces de almacenamiento de la batata son consumidas directamente como alimento y las puntas del follaje son un recurso proteico importante, aunque menos utilizado. En los trópicos, las raíces comestibles no son almacenadas por largos períodos puesto que el crecimiento indeterminado de la batata y la plantación múltiple, permiten la cosecha de raíces reservantes durante la mayor parte del año. Tanto las raíces como el follaje sirven como alimentos para animales. Las raíces también pueden ser usadas como un recurso de almidón y para productos de fermentación tales como: vino, etanol, ácido láctico, acetona y butanol.

Dos amplias categorías de batatas son usadas para la producción de raíces de consumo humano: la de tipo corriente y la del tipo postre. La de tipo corriente es producida más ampliamente en los trópicos. Generalmente tiene la piel de un color que va desde blanco a crema colorado y mayor contenido de materia seca, almidón y proteína que la de tipo postre. El alto contenido de materia seca y almidón son importantes para los usos industriales y la alimentación animal, y el alto contenido de proteínas es importante igualmente para la alimentación animal. El tipo postre generalmente tiene la piel anaranjada y un mayor contenido de betacarotenos y azúcares simples que el tipo corriente. Algunos cultivares son intermedios entre estos extremos. Menos esfuerzo ha sido realizado para desarrollar el uso de las yemas de tallo y por consiguiente pocos genotipos han sido desarrollados específicamente para este propósito.

La batata ha sido un recurso de primera importancia en la dieta de muchas sociedades. Estas dietas varían tremendamente en el ámbito mundial de una región productora a otra. Los montañeses en Papua Nueva Guinea confían a la batata el 60-90% de sus requerimientos de energía y su principal recurso de proteína. La República Popular China produce cerca del 75% de la producción mundial de batata, siendo el segundo cultivo después del arroz en ese país. En general, la batata constituye un cultivo alimenticio importante en muchos países del trópico. En los Estados Unidos se produce para consumo como un suplemento vegetal y en muchas regiones esta asociado estrictamente con fiestas religiosas.

Su uso como alimento humano ha declinado en algunos países a medida que se han incrementado otros consumidores, por ejemplo, en Taiwan y Japón la batata para usos industriales y alimentación animal tienen mayor mercado que aquellas vendidas para consumo humano. La utilización de la batata está afectada por la disponibilidad de almacenaje para las raíces. La calidad de muchos cultivares, incluyendo el sabor, puede mejorarse con el almacenaje. De hecho, en los Estados Unidos, la batata "curada", o sea la que se somete a suberización de la piel a través del secado, tiene el mayor precio. Para expandir los mercados urbanos en regiones productoras tropicales es necesario mejorar las facilidades de almacenaje y los métodos de manejo para almacenar.

La batata es un alimento de alta energía. Sus raíces tienen un contenido de carbohidratos totales de 25-30%, de los cuales el 98% es considerado fácilmente digestible. La batata provee un estimado de 113 cal/100 g, mientras que la papa provee 75 cal/100 g. A pesar de esta diferencia calórica, la papa puede elevar el contenido de azúcar en la sangre mas que la batata. La batata es una fuente excelente de carotenoides de provitamina A. Una ración promedio del tipo postre provee 5345 unidades internacionales (UI) de vitamina A por 100 g, que equivale a 121% de las recomendaciones dietéticas mínimas establecidas. Sin embargo, el contenido de carotenos varía en los diferentes tipos y cultivares en el rango entre 0 y 8000 UI/100 g. Recientes estudios del papel de la vitamina A y la fibra sobre la salud humana puede realzar aun más la imagen de la batata.

La batata también provee una fuente de vitamina C (20-30 mg/100 g), potasio (200-300 mg/100 g), hierro (0.8 mg/100 g), y calcio (11 mg/100g). El contenido de aminoácidos es relativamente bien balanceado, con un mayor porcentaje de lisina que el arroz o el trigo pero un contenido un tanto limitado de leucina. Sin embargo, similar a la mayoría de otras raíces almidonosas y cultivos de tubérculos, la batata tiene relativamente bajo contenido de proteínas, con un rango entre 2.5 y 7.5% del peso seco dependiendo del genotipo.

Una combinación de leguminosas y batata podría combatir la malnutrición protéica-calórica en algunas áreas.

volver al inicio